Sobre la periodicidad de los eclipses.

Comenzaré por evocar la astronomía antigua, la cual, hace un recorrido histórico desde los griegos y es tan basta que ha pasado incluso por los babilonios, esta, ha sido testigo de un fenómeno que desde tiempos inmemoriales ha fascinado a la humanidad…los eclipses. Una muestra de esto es el primer eclipse solar documentado en la historia que se dio lugar El 5 de marzo de 1223 a.C., en la ciudad portuaria de Ugarit, la actual Ras Shamra de Siria, donde un eclipse total de Sol oscureció el cielo diurno durante dos minutos y siete segundos. Los historiadores de la época recogieron estos datos, y describieron que “el Sol se había escondido avergonzado”, en una tablilla de arcilla descubierta en 1948 durante una excavación arqueológica 1.

Ahora veamos un concepto básico sobre que es un saros y después  sobre las relaciones que tiene con los eclipses: Un saros se define como el periodo de de 223 lunas, lo que equivale a 6.585,32 días (algo más de 18 años y 10 u 11 días, dependiendo de cuantos años bisiestos abarque) tras el cual la Luna y la Tierra regresan aproximadamente a la misma posición en sus órbitas, y se pueden repetir los eclipses. Este periodo comprende 223 meses sinódicos (periodo de luna nueva a la siguiente); aunque la explicación de estos periodos lunares se hará más adelante. Un dato importante es que fue Edmund Halley quien estudiando al lexicógrafo Suidas el que adoptó el nombre de saros para estos ciclos en los cuales hay periodicidad tanto en número como en el tipo de eclipses, aunque de forma incorrecta, puesto que posterior a descubrir en Souda, una enciclopedia bizantina del siglo IX. Halley interpreta este término incorrectamente: La Souda llama “Saros” un período de 222 meses lunares sin relación con los eclipses, pero aún así conservó el nombre. 2

En estos ciclos se pueden observar tanto eclipses de luna como solares, todo esto debido a una disposición armónica entre el sol, la luna y la tierra, además de tres periodos orbitales de la luna, llamados:

  • Meses sinódicos: En relación al Sol (S=29.530589 días). 2

           223S=6585,3211 días.

  • Meses draconíticos: El tiempo que tarda para volver al mismo nodo esto (D=212221 días) 2

           242D=6585,3567 días.

  • Meses anomalísticos: relativas al paso al perigeo cada 27.554550 días.2

239A=6585,5374 días.

Para explicar el ciclo de Saros debe encontrar el mínimo común múltiplo entre el mes sinódico y el mes dracónico. El común múltiplo más cercano es 6585,3 que corresponde a 223 meses sinódicos (en relación al Sol) y 242 meses dracónicos (en relación con el paso del nodo ascendente) y por coincidencias, 239 meses anomalísticos (en relación con el paso al perigeo).  La gran similitud de los productos permite demostrar que si el sol y la luna se encuentran un día en el mismo punto nodal, se volverán a encontrar nuevamente en 6585,5 días (18 años y 11, 3 días)2.

De estos cálculos es de dónde se pueden predecir futuros eclipses debido a que se volverá a repetir casi exactamente la misma configuración y por tanto volverá a haber un eclipse demasiado parecido al anterior, pero que no se dará en el mismo lugar geográfico, debido a la fracción decimal (0,32) que no alcanza un día completo y ocasiona que la rotación de la tierra sea aproximadamente un tercio de su revolución diaria3.

Un saros contiene 19 años de eclipses, lo que comprende 38 estaciones de eclipses (el Sol debe estar en las proximidades de un nodo de la Luna) que ocurren aproximadamente cada 6 meses.  La media dice que en cada estación ocurren dos o tres eclipses (de Sol y Luna incluyendo penumbrales), el saros presenta en promedio más o menos así:

  • De sol se presentan 42, de los cuales 14 son parciales y 28 centrales (totales, anulares o mixtos).
  • De luna también presentan 42, que se dividen en 14 penumbrales, 14 parciales y 14 totales.

Se puede suponer que la media no siempre se alcanza como se evidencia en este periodo de saros, que es bastante pobre y que también se puede encontrar documentado (En los Saros hay tanto eclipses de Luna como eclipses de Sol, con una media de 29 de los primeros y 41 solares) 4.

Para concluir, quiero hacer énfasis en que mucho de lo que se ha reportado anteriormente da cuenta lo ampliamente estudiados que han sido estos fenómenos a lo largo del tiempo y que, de una forma u otra, han servido para predecirlos con una considerable exactitud.

Peridiocidad

Recuperado de: https://www.universetoday.com

Para saber más… (bibliografía – cibergrafía) :

  1. Bibiana García. Eclipses para iluminar la ciencia – OpenMind. Marzo 3 (2017). Available at: https://www.bbvaopenmind.com/eclipses-para-iluminar-la-ciencia/. (Accessed: 9th September 2018)
  2. Simoes; Christian. Ciclo de Saros o periodicidades de los eclipses — Astronoo. astronoo.com (2013). Available at: http://www.astronoo.com/es/articulos/eclipse-ciclo-de-saros.html. (Accessed: 11th September 2018)
  3. Wikimedia foundation. Saros. (2010). Available at: http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/1065069. (Accessed: 11th September 2018)
  4. Sepúlveda Soto Ciencia Tecnología, A. Los conceptos de la física Evolución histórica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s