TALVEZ EL TIEMPO NO EXISTE

podremos-viajar-en-breve-a-traves-del-tiempo-consiguen-ralentizar-lavelocidad-de-la-luz1

Alguna vez te has preguntado ¿Qué es el tiempo? Durante siglos las mentes más privilegiadas han intentado explorar el gran misterio que abarca el pasar del tiempo. Sin embargo, este fenómeno incluso hoy en día, es un concepto que desborda nuestras capacidades y sigue siendo uno de los enigmas más profundos del universo, ubicándolo en algunas ocasiones al campo de la metafísica. De lo único que se tiene certeza, es que la implacable voluntad del tiempo arrasa con todo a su paso, absolutamente todo sucumbe ante él, sin oportunidad de reparo alguna. O al menos eso se creía, antes de la llegada de la teoría de la relatividad de Einstein.
¿por qué crees que mientras más viejos somos, los días pasan más rápido? Es un hecho comprobable que cuando aún éramos jóvenes, los días se estimaban mucho más dilatados que en la actualidad. Parece existir una relación profunda entre nuestra percepción del tiempo y la edad que tenemos, e incluso se podría afirmar que la era actual, pasa mucho más rápido que la de nuestros ancestros. Pero si el tiempo es constante e inquebrantable ¿cómo puede pasar esto? La realidad es que la filosofía aristocrática sobre un tiempo absoluto estaba errónea. El tiempo depende del receptor que lo interpreta y de sus experiencias vividas. Un bebe que acaba de llegar a un mundo repleto de curiosidades, enigmas, miedos y sentimientos nuevos, mantiene su cerebro tan ocupado que pareciera que los segundos se hacen minutos, los minutos horas, las horas días y los días años.
Muchos científicos en la actualidad, opinan que el tiempo en realidad es una secuencia de datos que son interpretados por la mente humana y que varía dependiendo de quién los esté albergando. Ya mencionaba Immanuel Kant tal como lo citó Reynner Franco en su libro “lógica subjetiva” y sistema de relaciones.
El tiempo únicamente posee validez objetiva en relación con los fenómenos, por ser estos cosas que nosotros consideramos como objetos de nuestros sentidos. Pero deja de ser objetivo desde el momento en que hacemos abstracción de la sensibilidad de nuestra intuición, del modo de representación que nos es propio, y hablamos de cosas en general. Consiguientemente el tiempo no es más que una condición subjetiva de nuestra (humana) intuición (que es siempre sensible, es decir, en la medida en que somos afectados por objetos) y en sí mismo, fuera del sujeto, no es nada. (Como se citó en Franco, pág. 31)
Albert Einstein complementa esta idea con su teoría de la relatividad, donde se imprime el tiempo como un fenómeno más ligado a eventos naturales que metafísicos. Denominado como la flecha del tiempo. “El concepto de tiempo siempre va ligado a la idea de cambio, por ejemplo, en el estado de la materia. Este cambio siempre ocurre en la dirección que apunta la flecha del tiempo, es decir, de “atrás” hacia “delante”, de “antes” a “después”” (Einstein, 1998, pág. 147)
Al extraer la idea metafísica, Einstein pudo concluir que bajo condiciones puntuales, la percepción del tiempo puede variar considerablemente. Según la física, el tiempo depende del movimiento mismo, es relativo y se dilata a medida que un cuerpo se mueve más rápido que otro. Si tomáramos un tope de velocidad, ese sería la luz. No hay objeto en el vacío que pueda ir más rápido que la luz. Pero ya que es imposible que un objeto con masa viaje a tal velocidad (la energía requerida sería infinita) Si lográramos llegar al 99% de la velocidad de la luz con una nave con tecnología inimaginablemente avanzada, y nos encamináramos hacía un punto específico del espacio, en un viaje de ida y vuelta. Al regresar a la tierra, nos encontraríamos que los integrantes de la nave son muchísimo más jóvenes que sus colegas que esperaron en tierra.

WarpB
Aunque en realidad no es necesario llegar a un 99% de la velocidad de la luz. Teóricamente se podría alcanzar un margen significativo si tan solo se viajara a un 10% de esta. Cabe anotar, que nada en el universo es estático. Todo está en constante movimiento, nuestro planeta, nuestro sistema solar y nuestra galaxia se mueven por el basto universo sumando sus velocidades. Esto indica que nuestra percepción del tiempo está ligada a la velocidad que nos movemos tanto en la tierra como nuestro medio galáctico. Si por alguna razón esté fuese modificado notaríamos los cambios casi que de inmediato.
Pero ¿por qué el tiempo es afectado por la velocidad?
Todo tiene que ver con el movimiento. Si el tiempo tuviera una constante, esa sería la velocidad de la luz. Cuando te mueves en cualquier dirección, lo que haces es dilatar el tiempo por velocidad. Como nada en el universo está en reposo el tiempo nunca es constante. Supongamos el tiempo se mueve en el espacio a casi 300.000 km/s. Como el tiempo depende de la velocidad, al acercarte a la velocidad de la luz, el tiempo lo vuelves cada vez más lento a tu alrededor, porque debe recorrer mayor distancia. Alcanzar la velocidad de la luz significa tiempo cero. La velocidad frena el tiempo, pero un observador externo que no esté viajando a grandes velocidades en el espacio si seguirá viajando en el tiempo y se hará más viejo antes. (Astronomiaweb, 2018).
Lo anterior quiere decir en palabras cortas que, si lográramos alcanzar el tope de velocidad y encontrar una manera de generar una energía infinita en el proceso, el tiempo mismo se detendría, nuestra velocidad sería infinita y todos los sucesos del universo pasarían al mismo tiempo para el observador de la nave. No existiría la limitación de distancia, ya que podríamos viajar de un punto a otro del universo en un instante, no envejeceríamos y seríamos seres eternos mientras mantengamos la velocidad. No obstante, para un observador en la tierra, podría pasar miles de millones de años mientras los integrantes de la nave hacen tal proeza.
Para un Fotón, no existe entonces el tiempo, ya que ha estado presente en todas las eras del universo simultáneamente, tanto el pasado como el presente y el futuro. Éste no se encuentra limitado, somos nosotros quienes lo percibimos con nuestro propio pasar del tiempo. Con esto se puede llegar a una conclusión perturbadora. “El universo mismo puede que ya éste muerto y es el observador quien limita la realidad del tiempo y del universo” (Astronomiaweb, 2018). Por consiguiente, la eternidad existe y es la luz.
Mientras más nos adentramos en el basto universo más enigmas surgen al instante. Si esta teoría llegase a ser cierta, posiblemente todos los sucesos que hemos vivido, todos los pensamientos y todas las cosas que están por pasarnos en un futuro cercano o distante, ya pasaron en un solo instante. Sin embargo, nuestra mente limitada al ser incapaz de procesar tanta información nos enseña una secuencia de hechos, un orden de sucesos que simulan un paso del tiempo.
Es difícil concluir con nuestros avances actuales si dicha teoría es correcta, pero el ser humano por naturaleza buscará las respuestas que agobian su mente y talvez algún día, conoceremos y entenderemos que nuestra vida sucedió en un momento cargado de todas las emociones que sentimos día a día y las gozamos espaciosamente gracias a nuestra ilusión del tiempo.

Trabajos citados
Astronomiaweb. (3 de 09 de 2018). Youtube. Recuperado el 11 de 09 de 2018, de https://www.youtube.com/watch?v=4XJ316SG-Co
Einstein, A. (1998). Sobre la teoría de la relatividad (Vol. 2). (M. P. larrucea, Trad.) Madrid: Altalaya S.A.
Franco, R. (2007). “Lógica Subjetiva” y sistemas de relaciones. New York: PETER LANG.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s