Nuestros ojos en el espacio

Biológicamente el Ser Humano tiene dos ojos. No tan malos. A pesar de que otros animales pueden ver en infrarrojo u otras longitudes de onda y nuestros ojos “solo” en el visible, estos son el resultado de millones de años de evolución, que comenzaron con un simple detector de presencia o ausencia de luz y ahora nos maravillan, al menos en el visible. Sin embargo, no nos hacen falta más ojos, ni unos con una especialización diferentes, para maravillarnos con los objetos que están más allá de nuestra atmósfera. Hemos construido observatorios increíbles que nos permiten ver mucho más allá de lo que cualquier otro animal ha podido ver. Tenemos más de una decena de ellos viendo hacia lo profundo del espacio, observando desde planetas hasta supernovas, cientos de estrellas y hasta el choque de agujeros negros, en todas las longitudes de onda, y no solo ondas electromagnéticas, hasta gravitacionales.

Comenzando con el telescopio espacial Hubble (Fig. 1a). Es uno de nuestros observatorios en el visible (aunque tiene un amplio epectro que también puede ver en el infrarrojo y ultravioleta). A pesar de que observa nuestra misma longitud de onda, este puede recoger luz durante mucho más tiempo, lo que le permite ver detalles que nosotros no podríamos. Este nos ha permitido ver galaxias, estrellas y nebulosas que se encuentran a millones de años-luz, tal y como se observa en una de sus fotografías más famosas: El campo profundo del Hubble (Fig. 1b). Observando longitudes de onda más grandes, tenemos a Spitzer (Fig. 1c). Este es uno de nuestros “ojos” en el infrarrojo. Trabaja en la búsqueda de nuestros orígenes, al observar el universo temprano, la formación de estrellas (Fig. 1d), galaxias jóvenes y discos de polvo. Puede observar objetos muy lejanos y permite medir el calor de dichos objetos, lo que entrega información valiosa para los astrónomos [1].

Observando longitudes de onda aún mayores tenemos a Odín (Fig. 1e), que es un satéltile de la agencia espacial sueca. A través de él observamos el universo en microondas, que de lo contrario no veríamos pues estas son bloqueadas por la atmósfera. Este nos permite observar el universo temprano y remanentes del big bang, y además puede medir la temperatura de diferentes objetos [3]. Hasta 2010, se contaba además con WMAP, cuyos datos ayudarían a construir el mapa de radiación de fondo de microondas (Fig. 1f). Para la siguiente parte del espectro, las ondas de radio, tenemos a Spektr-R (Fig. 1g), el cual es un proyecto ruso, que en conjunto con los radiotelescopios en tierra, estudia la formación de estrellas, la estructura de las galaxias, el espacio interestelar, estrellas de neutrones e incluso agueros negros y materia oscura [2].

Selection_097

Figura 1. Telescopio espacial Hubble, crédito: Wikipedia (a). El Campo profundo del Hubble, crédito: Wikipedia (b). Telescopio espacial Spitzer, crédito: Wikipedia (c). La flecha apunta al embrión de la estrella HOPS-68; imagen capturada por Spitzer, crédito: Wikipedia. (d). Satélite Odín, crédito: Wikipedia (e). Radiación de fondo de microondas, tomada por WMAP, crédito: Spacenews (f). Spektr-R en el complejo de ensamble y testeo, crédito: Wikipedia (g).

Por otro lado, tomando información de espectros de alta energía, tenemos en el ultravioleta, a Hubble (Fig. 1a), de quien se habló más arriba. Con visión de rayos X, a Chandra (Fig. 2a) y a XMM-Newton (Fig 2b). Nos permiten observar regiones muy calientes del universo, como explosiones de estrellas, cúmulos de galaxias, estrellas de neutrones (Fig. 2c) y los alrededores de agujeros negros [1,2]. Finalmente, encargados de estudiar fuentes de rayos gamma, tenemos a Fermi y a INTEGRAL (Fig. 2d), quienes han sido de gran ayuda para entender fenómenos de alta energía, como los agujeros negros, así como para la identificación de decenas de púlsares [2,4].

Selection_090.png

Figura 2. Telescopio espacial Chandra (a). Telescopio espacial XMM-Newton (b). Anillos de rayos X de la estrella una estrella de neutrones en el sistema binario Circinus X-1 (c). Telescopio espacial INTEGRAL (d). Crédito imágenes: Wikipedia.

En adición a los anteriores, tenemos otros observatorios con otros intereses. El observatorio Kepler (Fig. 3a), quien buscó exoplanetas (Fig. 3b) hasta octubre de este año (debido a que agotó su combustible). Buscando planetas similares a la tierra o en la zona de habitabilidad de su estrella, ayudó a detectar más de 3000 planetas y nos ha dejado cientos de datos que aún deben ser analizados [2]. Están también Gaia y TESS, encargados de mapear la vía lactea haciendo astrometría, midiendo distancias y movimientos de las estrellas que nos acompañan en nuestra galaxia, haciendo mediciones muy precisas [5,6]. Los observatorios acá presentados son solo una parte de una gran cantidad de observatorios y satélites con los que constantemente estamos observando el universo a través de diferentes lentes.

Selection_098

Figura 3. Telescopio espacial Kepler (a). Comparación de tamañao entre los exoplanetas Kepler-20e y Kepler-f, con Venus y Tierra (b). Crédito imágenes: Wikipedia.

Referencias

[1] Mayor Space Telescopes. Space.com. Recuperado de https://www.space.com/6716-major-space-telescopes.html el 7 de noviembre de 2018.

[2] Observatories across the electromagnetic spectrum. Recuperado de https://imagine.gsfc.nasa.gov/science/toolbox/emspectrum_observatories1.html el 7 de noviembre de 2018.

[3] Odin Satellite. Rymdstyrelsen Swedish National Space Agency. Recuperado de https://www.rymdstyrelsen.se/en/swedish-satellites/odin-satellite/ el 7 de noviembre de 2018.

[4] INTEGRAL. ESA Recuperado de http://sci.esa.int/integral/ el 7 de noviembre de 2018.

[5] Gaia. ESA Recuperado de http://sci.esa.int/gaia/ el 7 de noviembre de 2018.

[6] Tess. National Aeronautics and Space Administration. Recuperado de https://tess.gsfc.nasa.gov/ el 7 de noviembre de 2018.

Para saber más

https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_space_telescopes

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s