El conocimiento, el infinito y mas allá

“En  algún lugar algo increíble está esperando ser descubierto”.-Carl Sagan

Entender nuestro sistema solar nos ha costado década tras década y las que nos faltan; porque lo que ya entendemos no es ni la mitad de lo que ya conocemos, pues allá afuera hay miles de aventuras que aguardan ser descubiertas.

large (4)
Cartografía Crédito: alexithymia

 

El conocimiento es la mejor aventura que se puede vivir, porque todo es posible claro está, hasta que se demuestre lo contrario, pero esto no le quita lo divertido y apasionante de experimentar el proceso, las muchas explicaciones que puede tomar, los fracasos y lo maravilloso que es sentir el deseo de saber más y más, el viajar por todo el mundo, incluso por otros planetas y galaxias a millones de años, galaxias cuyos nombres son difíciles de recordar; pero terminamos llegando a ellos sin necesidad de tomar un bus, un avión o una nave espacial, pues el viaje es relativamente corto y se puede realizar cuantas veces se quiera, con la diferencia de que cada vez entenderemos más y descubriremos algo nuevo. Esta es la razón del porque hoy conocemos tanto sobre ciencia, astronomía, medicina, botánica y muchísimos más temas, pues los humanos no le temen al conocimiento, se niegan a solo conocerlo, escuchar o leer por encima y solo de paso, se atreven a experimentarla con todo el optimismo de descubrir algo nuevo que los sorprenda más sobre lo que ya saben.

“Los científicos consideramos que si la ciencia entusiasma a los jóvenes, les estamos abriendo una ventana al conocimiento, una ventana que estaba cerrada y que la labor será quitarles el miedo hacia la ciencia para despertarlos al conocimiento, y luego si se dedican a la Astronomía será fantástico”, aseguró la investigadora emérita de la UNAM y destacada por haber sido la primera a nivel nacional en obtener un doctorado en astronomía.

galaxia (1).jpg

Crédito: Creación Propia. PIXLR

Si los humanos nunca se hubieran cuestionado sobre todo aquello que los rodea, la vida sería aburrida y simple,  y su existencia sería una absoluta perdida,  lo que conocemos hoy no existiría en nuestras memorias.

Si nos ponemos a pensar en qué pasaría si los humanos nunca se hubiesen preguntado que hay más allá del cielo, que eran esas luces extrañas en el cielo, que era esa gigantesca bola de luz que los acompañaba en las noches y que cambiaba de formas, que hubiera pasado si nunca hubiesen surgido todas estas preguntas de ese cielo desconocido que tomaba formas diferentes todo el tiempo, si no hubiera surgido todo esto como nos habríamos dado cuenta de que nuestro planeta no es el único en el sistema solar, que hay 7 más y estamos de terceros en cercanía al sol, que no somos el centro de absolutamente nada, que las estrellas que vemos en el cielo no son ni la mitad de la mitad de las que hay en todo el universo, que los agujeros negros existen y son sumamente masivos, que hay miles de asteroides cercanos a la tierra, que nuestro sistema solar está ubicado en la Vía láctea, que el universo contiene al menos 2 billones de galaxias,  que Kepler-452b es el planeta más parecido a la tierra confirmado por la NASA, también sabemos que la Luna presenta fases y que existe la posibilidad de que hayan alienígenas intentando gobernarnos.

7

Nebulosa de Orion M42. Crédito: Pablo Montes

El hambre de conocimiento siempre ha estado presente en el ser humano, el hambre de saber que lo rodea, que hay más allá y como lo puede aprovechar ha estado presente desde tiempos atrás y el reflejo de este maravilloso hecho se ve reflejado siglo tras siglo con cada descubrimiento nuevo, cada hallazgo importante de los telescopios, todo esto hace que el conocimiento en astronomía sea cada vez mas claro y acerca más y más al hombre a no dejar un solo rincón del universo por más lejano o pequeño que sea sin explorar.  Por que el conocimiento lo llevara hasta el infinito y más allá…

Decía Carl Sagan que “el conocimiento científico es una delicia”, porque “la evolución nos ha forjado de un modo tal que el hecho de comprender nos da placer.” Según el gran astrónomo y divulgador, gozamos al descubrir algo nuevo y satisfacer nuestra curiosidad porque el conocimiento ha sido y sigue siendo la clave de nuestro éxito evolutivo como especie. “Quien comprende tiene mayores posibilidades de sobrevivir”, concluía Sagan en su libro Cosmos, la versión literaria de su mítica serie de televisión. Si esto es verdad, la naturaleza nos ha diseñado para disfrutar aprendiendo, y la pasión potencial por la ciencia tiene raíces profundas en el ADN de todos los sapiens (aunque, como en otros terrenos de la vida, sea una pasión que puede languidecer o morir si no se alimenta adecuadamente).

Páginas de interés.

https://www.nationalgeographic.es/espacio/quien-fue-carl-sagan

https://www.europapress.es/ciencia/astronomia/3/

https://cronicaglobal.elespanol.com/cronica-directo/sabes-cuantas-galaxias-universo_66588_102.html

https://www.elmundo.es/ciencia/2015/04/28/553e5e6de2704e627c8b457e.htmlhttps://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/07/150723_nasa_exoplaneta_kepler-ao

https://weheartit.com/filautia/collections/146445216-outer-space?page=2&before=328125777

La gran Nebulosa de Orión, Messier 42

https://www.nasa.gov/

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s