Un somero repaso al aporte de la astronomía en la filosofía de la Ciencia de los últimos siglos

Autor: Daniel Felipe Varón Quintero

Introducción

Ciertamente en la práctica se tiende a ver a la Ciencia aparte de muchas cosas e interacciones, en otras palabras, la Ciencia como un apartado de lo social y, fuera del comprender relaciones humanas, ajena a dinámicas sociológicas o antropológicas, también la Ciencia alejada de las artes, como literatura. En esta última se podría escribir y decir mucho, pues, es un campo con una trascendencia que va tomando más fuerza a medida que pasa el tiempo, científicos que deciden escribir, no solo literatura estricta, sino literatura científica, siendo más precisos, divulgar ciencia; claro está que el tema de la divulgación no es tema central de este acercamiento, aunque si tiene que ver con ello, puesto que, es un humano quien hizo el ejercicio de abstracción a partir de un lenguaje usado en la Ciencia, muchas veces inentendible para la gente fuera de este campo, proponiendo así el reto de acercar a dichos conocimientos logrados en laboratorios, oficinas, o cualquier lugar de este espacio-tiempo, aunque, sí en común, concebido en la mente de cada científico.

Es más, el campo de la mente en la cual nos entrometemos, no en cuanto a la construcción de concepto de mente, o epistemológica, como diría Llinás (neurocientífico colombiano) –la mente es la construcción de la percepción, el contexto, la emoción y la historia del individuo–; nuestro tema realmente está en cómo la filosofía ha estado presenten en la Ciencia y del cómo se ha ido transformando el pensamiento de la Ciencia, no solo en su práctica, sino más precisamente en darle sentido a la Ciencia, que en un principio se construye en la física y astronomía.

Y es así como nos iremos viendo envueltos en el tema a tratar, pues, el descubrir o hipotetizar fenómenos en la naturaleza es algo que el humano siempre ha hecho, no solo con gran impacto para lo social, sino en general cada sujeto experimenta grandes descubrimientos en su propia historia, por eso, en su propia búsqueda y el hallar de identidades (inacabadas) que se construye posturas y se deja guiar por corrientes, no solo de actos, sino filosóficas, de hecho, el humano necesita darle sentido a sus actos y pensamiento, claro está, que si sufres una enfermedad con deterioro mental o cognitivo esto anterior será casi negado o en progreso negativo.

El actuar y el pensar siempre nos ha preocupado, no solo el propio, también el de los otros sujetos, si la postura de otro sujeto y que siga otra corriente no podría haber posturas que defender y construir.

Dicho lo anterior se podrá culminar esta breve introducción que no deja más que, dudas al respecto, sobre qué tema en realidad tocaremos y más con qué postura se tocará la filosofía en la Ciencia.

Esbozo de argumentos y acercamientos

En el recorrido histórico de los pensamientos vueltos palabra escrita o hablada nos damos cuenta de autores que hablan del pensamiento científico y, postulan idea y finales para el mismo, Aristóteles, Platón, Kant, Einstein, Borh, inclusive el mismo Plank… siendo estos últimos autores quienes desarrollarían y generarían gran impacto en el siglo XX.

Claro está que sin olvidar a Newton, el cual Kant toma y teoriza también, diciendo entonces que, es posible quizá una cosmología del todo, es decir, teorías o hipótesis que encierren o traten de comprender el conocimiento, volviendo de éste algo general, es decir, generar leyes, absolutas verdades, pues algo que se vuelve cosmológico (en concepto, no en práctica actual de la física, la cosmología) es algo absoluto, por ello Kant, fue capaz de predecir la formación del sistema solar a partir de este pensamiento, una hazaña y conexión de la filosofía con la Ciencia, al menos en el acto, puesto que, posiciona a Kant en ver a la Ciencia como la construcción del mundo fenomenal, para Kant el acceso a la información y conocimiento se da por la razón, la Ciencia se ocupa del fenómeno y el humano ocupa de la razón humana, dado que, solo tiene acceso a la dimensión numenal, dicho en otras palabras, se necesita de un mediador el cual proporcione lógica y crítica al fenómeno observado, sucedido en la espontaneidad, siendo la matemática el instrumento o el medio por el cual se puede hacer una abstracción del fenómeno observado por el sujeto.

ensayo 2 - img 1.jpg

Fuente: https://bit.ly/2GuVzZu recuperada en abril del 2019.

Llegando entonces a dos postulados, la filosofía como ‘crítica de la razón pura’ y ‘la crítica de la razón práctica’ en dicha cosmología. Sin embargo, la filosofía moderna no concibe la manera de hacer cosmología, ya que Kant basa su filosofía de la Ciencia a partir de Newton, aun así, Kant (para el momento de la Ciencia que se practicaba) hizo un buen ejercicio, ya que, de preguntas enfocadas a ¿‘cómo es posible que Newton sea verdad? ¿cómo es explicable racionalmente que la física de Newton funcione?… estos ejercicios llevaron a formular al igual que el Francés Laplace referentes a la formación del sistema solar, y fundamentación que llevan a un aval social y académico.

Estos alcances no se pueden dejar de lado, que sea una corriente pasada y ya no marque tendencia, no quiere decir que serán olvidados o están mal formulados, solo que, para la actualidad se marcan otros campos de las Ciencias, comenzando por la física en el tiempo anterior (el narrado acá). Por otro lado, Einstein (que luego de rastreos conceptuales, se deduce que sigue una corriente platónica, pues se esbozará acercamientos a dicha corriente, no pretendiendo explicarla, sino dadas por la experiencia en las hipótesis y teorías formuladas) cree que no se puede por el simple hecho de observar la naturaleza deducir el modelo o abstracción matemática de ésta, pues, palabras de Einstein según García (sf), “la experiencia puede sugerir los conceptos matemáticos adecuados, pero con toda certeza estos no pueden ser deducidos de aquella. La experiencia sigue siendo, naturalmente, el único criterio de la utilidad de la física de una construcción matemática.” Esto nos indica que, se necesita unos saberes previos y conocimiento adquirido y con éste a partir de lo observado sugerir un modelo el cual pueda llegar a explicar dicho fenómeno.

Si bien, lo anterior no quiere decir que es un conocimiento estático, en otras palabras, no está hablando que debe ser la matemática sin adelanto o extensión alguna, él mismo para desarrollar sus teorías de relatividad y del fotón como partícula, tuvo que generar adelantos matemáticos o ecuaciones totalmente nuevas que explicaran aquello; si el conocimiento matemático fuese estático ya se habría construido conocimiento cosmológico de todos los fenómenos físicos conocidos y no conocidos.

De manera que, “El principio creativo reside en las matemáticas. En un cierto sentido, por consiguiente, mantengo como cierto que el pensamiento puro puede asir la realidad, como lo soñaron en la antigüedad.”, de esto se puede inferir que, a partir de la experiencia como individuo y el adecuado conocimiento construido y adquirido se puede llegar a determinar saberes aun no vistos o demostrados, pues, el pensamiento puro hace referencia a las matemáticas, de este modo, a partir de una interpretación matemática de la naturaleza o fenómenos, se puede predecir un fenómeno aun no conocido, por tanto, la experiencia de Einstein, habla en palabras dichas y escritas de lo que fue su camino para desarrollar hipótesis matemáticas de fenómenos físicos, los cuales fueron demostrados y descubiertos tiempo después, siendo éste un pensamiento o sujeto con raciocinio con tendencia a lo platónico.

ensayo 2 - img 2.jpg

Fuente https://bit.ly/2W3U6Qi recuperada en abril del 2019.

Por tanto, hasta acá se tienen dos paradigmas, uno que describe que debe y se puede hacer una cosmología del conocimiento (al menos en la física) la cual puede indicar todos los fenómenos conocidos y no conocidos por pura observación, consolidación y predecir otros fenómenos, el segundo nos habla, que debe haber un pensamiento puro, donde éste lleve a cálculos e interpretaciones a partir de deducciones matemáticas de hechos o fenómenos no conocidos, llegando a que se pueden demostrar después, de este modo lo hizo Hawking con sus teorías de agujeros negros.

Ahora bien, la primera expone que la filosofía puede hablar y predecir a la par con la Ciencia fenómenos físicos, el segundo paradigma invita a que la filosofía debe ser una reflexión personal, la cual lleve a inferir y dar un sentido a lo que se propone, en otras palabras, posicionar un contexto respecto a aquél fenómeno, si bien la primera también posiciona un contexto, este es meramente de comunicación de la Filosofía con la Ciencia.

A modo de cierre

Si bien, se definen dos tendencias filosóficas marcadas, una por Kant y otra por Platón, no se puede decidir cuál vence a la otra (ni se trata de este tipo de competencias), además, no es este el objetivo del ensayo, sino mejor, relatar un repaso fugaz sobre los tipos de pensamiento más paradigmáticos de los últimos siglos, el de Newton que propone un ‘¿por qué?’ de las cosas, mientras un Einstein que prefiere un ‘¿cómo?’ de las cosas, siendo estos dos paradigmas en la Ciencia actual… sin embargo, el sentido de la Ciencia se ha perdido, al punto que solo hay seguidos del Newtonismo o Einstenismo, solo enfocados a resolver el por qué o cómo de los fenómenos.

Esto supone un aparente sinsentido de la Ciencia por parte del científico, es decir, el no preguntarse por el contexto del descubrimiento o fenómeno, y esto hace que todo conocimiento alcanzado o construido sean meras palabras de ‘avance’ y, en algunos casos, carente de contexto, solo resolviendo intereses ajenos (como en muchas ocasiones) a la Ciencia y filosofía de éste, haciendo casos intereses industriales o militares.

El que se hagan descubrimientos consecutivamente como una máquina imparable puede suponer un relativo avance, claro, la tecnología se alimenta, se ingenia nuevas cosas, aunque todo tiende a ser carente de contexto, es decir, de qué sirve que alguien descubra moléculas de la vida fuera del planeta, sin que a ello se le imprime un concepto filosófico, en realidad, qué significa como vida en este planeta que se descubra cada vez más moléculas afuera que son las que componen la vida acá. De qué sirve que haya un especialista en un grupo real de plantas si solo siente que va todos los días al campo y laboratorio a poner nombre a especies y describir fisiología yo morfología, solamente cuando se encuentra el contexto se es capaz de entrelazar el conocimiento construido con la realidad histórica humana y natural… porque finalmente uno de los fines u objetivos de la Ciencia es la reconstrucción de la historia de la naturaleza; solo cuando se imprime el contexto gracias a la filosofía la Ciencia adquiere sentido.

Bibliografía

Bourdieu, P. (sf). Algunas Propiedades de los Campos. Grupo de Estudios Semióticos.

García, R. (sf). El Conocimiento en Construcción – De las formulaciones de Jean Piaget a la teoría de sistemas complejos. Filosofía de la Ciencia.

Mora-Rodríguez. A. (2008). Filosofía y Ciencia. Revista Filosofía Universal. (119), p, 69-74.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s